Todos los derechos reservados Copyright © 2013 Norberto Vogel

Inicio
(011) 5197-6461   154-9373138 (movil)
Contacto: Norberto Vogel   norbi@vogel.com.ar 
Skype: norbivogel
EL PIANO EN LA HISTORIA DE LA MÚSICA

Una de la razones que explica la enorme importancia que tiene el piano en la historia de la música, reside sin duda,
en el hecho que, desde Clementi, todos los grandes compositores fueron al mismo tiempo insignes técnicos del teclado, a excepción de Berlioz y de Wagner. Ya antes del advenimiento del piano, los más grandes músicos, habían sido a la vez virtuosos, ya del órgano o del clave, y en menor escala del violín. De este hecho se deduce evidentemente, el porque de la función que tuvo el piano como instrumento inspirador de obras maestras, como también explica la considerable influencia que tuvo en la evolución de la música en general y particularmente en la armonía y aún en la orquestación.

Nunca existió una única forma de tocar, sino muchas y muy distintas entre si, diversidad que trasciende el problema de
la comodidad manual y responde a la multiplicidad de las actitudes estéticas; y los principales protagonistas de este recorrido fueron los compositores, que orientaron la manera de tocar diseñando con sus obras y su legado la historia de la técnica.
Además, estos compositores nos ayudan a avalar la diferencia entre mecánica (que atañe a los aspectos fisiológicos de la ejecución y a la asimilación de los distintos movimientos) y técnica (que relaciona estos movimientos con las diversas exigencias estéticas y estilísticas).
Así, los interpretes y los compositores fueron adaptándose a unos instrumentos que ampliaron paulatinamente sus dimensiones, su sonoridad, la extensión de su teclado y la resistencia de sus teclas, y,
la técnica ha venido evolucionando alrededor de unos recursos fundamentales, condicionada por la fisiología humana y por la estructura del propio teclado, que ha mantenido constantes durante siglos, alguna de sus principales características, como su disposición horizontal y la proporción entre las teclas diatónicas y las cromáticas.
Por esta razón, los aspectos mecánicos de la técnica de cualquier instrumentista se reducen siempre a un abanico limitado de recursos.

Uno de los primeros músicos, aunque no se encuentre entre los pianistas propiamente hablando, fue sin embargo, el que echó las primeras bases de la técnica moderna del piano: este es Karl Philipp Emanuel Bach, hijo de Johann Sebastián, (1714-1788). En su famoso Versuch über die wahre Art das Klavier zu spielen (Berlín, 1759 y 1762), él, encaminado por la enseñanza paterna establece ciertos principios esenciales de la ejecución pianística, mediante los cuales, la digitación encuentra por primera vez una estabilidad racional y definitiva, especialmente en lo que se refiere al uso del pulgar, del cual, Bach "junior" reconoció finalmente su gran importancia, fijando los puntos de apoyo en las diferentes escalas.

Hasta final del s. XIX los Grandes Maestros aportaban innovaciones de un modo intuitivo, observando en sus alumnos y en ellos mismos las nuevas necesidades interpretativas que iban surgiendo. Recién hacia los últimos años del s. XIX comienzan a surgir los primeros intentos por comprender la naturaleza, la estructura y el funcionamiento de la ejecución pianística. Comenzaba entonces a hablarse de tensión y relajación muscular, de peso, del oído, de la memoria, etc.

Desde el s. XIX preocupa más a los pianistas la búsqueda de coherencia interna y la formulación explícita de sus principios, que la acumulación ciega de fórmulas de actuación; se encuentran abiertos a adoptar nuevos procedimientos; se muestran más exigentes a la hora de expresar sus opiniones, más dispuestos a reconocer sus propios errores y a ser más tolerantes con los de los demás; se preocupan por comprender mejor su actuación para conducir el pensamiento al reposo, antes que dejarse llevar por el hábito y la autoridad tradicionales.
Todos los derechos reservados Copyright © 2013 Norberto Vogel
norbi@vogel.com.ar
Contacto: Norberto Vogel